Pterigión

El Pterigión o carnosidad es un crecimiento benigno en el ojo que va de la conjuntiva hacia la córnea. Uno de los principales factores para su desarrollo es la constante exposición a la luz solar o al viento; o bien, cuando las personas viven en áreas muy secas y polvorientas.

Al igual que la pinguécula, la exposición prolongada a la luz ultravioleta del sol puede jugar un papel en la formación de este.

Por esta razón, con frecuencia afecta a surfistas y personas que pasan mucho tiempo al aire libre bajo el sol; el otro término utilizado para describir la condición es “ojo de surfista”.

Signos y Síntomas de Pterigión

Esta condición por lo general ocurre en el lado del ojo más cerca de la nariz, y pueden afectar a un ojo o ambos ojos. Muchas personas con ojo de surfista leve no experimentan síntomas o requieren tratamiento. Algunos pterygias pueden volverse rojos e hinchados en ocasiones, y algunos pueden llegar a ser grandes o gruesos. Esto puede causar preocupación acerca de la apariencia o la sensación de que algo está “en” el ojo o una sensación de cuerpo extraño. Un pterigión grande, avanzando también puede distorsionar la forma de la superficie delantera del ojo y causar astigmatismo.

¿Cómo se trata esta condición?

El tratamiento del ojo con carnosidad depende del tamaño del pterigión, de si está creciendo o de los síntomas que provoca. Si un pterigión es pequeño pero se inflama, podemos recetar gotas para los ojos para reducir la hinchazón y enrojecimiento. En algunos casos, la extirpación quirúrgica de la carnosidad es necesaria.

Si un pterigión se vuelve grande o inflamado, la extirpación quirúrgica del pterigión puede ser necesaria.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial